Amparo contra SAT: donataria autorizada en el extranjero

El 29 de agosto de 2016, Aprender Primero solicitó a la Administración General de Servicios al Contribuyente del SAT, autorización para recibir donativos deducibles del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en México y en el extranjero.

El 26 de septiembre de 2016, el SAT emitió la constancia de autorización para recibir donativos deducibles de México, por la realización de actividades de desarrollo social, con negativa en el extranjero.

Derivado de lo anterior, interpusimos un amparo indirecto en contra de la negativa del SAT y de la Norma General contenida en la Regla 3.10.8 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2016 (RMF 2016), publicada en el Diario Oficial de la Federación el 23 de diciembre de 2015, que establece lo siguiente:

“3.10.8. “Autorización para recibir donativos deducibles en el extranjero
Las organizaciones civiles y fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles en México que se ubiquen en los supuestos del artículo 79, fracciones VI, X, XI, XII, XIX y XX de la Ley del ISR podrán también solicitar ante la AGSC, autorización para recibir donativos deducibles en los términos de la ficha de trámite 21/ISR “Solicitud de autorización para recibir donativos deducibles de conformidad con el Convenio para Evitar la Doble Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en Materia de Impuesto sobre la Renta, suscrito por el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los Estados Unidos de América” contenida en el Anexo 1-A.
Lo anterior no aplica en caso de la autorización condicionada a que se refiere la regla 3.10.6., fracción V, inciso a)”


El principal motivo para promover el amparo es que la norma reclamada omite referirse a la fracción XXV del artículo 79 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), que es precisamente el supuesto en el que se encuentra Aprender Primero, al ser una asociación sin fines de lucro que tiene por objeto el apoyo a la defensa y promoción de los derechos humanos. No obstante que la única limitación o carga para los donativos que provengan del extranjero que prevé la LISR es que “no podrán recibir ingresos en cantidades excesivas por concepto de arrendamiento, intereses, dividendos o regalías o por actividades no relacionadas con su objeto social.”

Actualmente, dicho litigio se encuentra en proceso en primera instancia.